Nuestro reto

Las bandejas termoformadas de PET están cada vez más presentes en la vida cotidiana, debido a la demanda creciente de alimentos frescos envasados fruto de los actuales hábitos de consumo y estilo de vida. Gracias a sus excelentes propiedades de alta barrera prolongan la vida útil de los alimentos y mantienen sus propiedades nutricionales intactas. Se estima que entre el 12 y el 17% de los residuos plásticos de PET corresponden a bandejas termoformadas.

Las bandejas resultan ideales para la industria alimentaria debido a su transparencia y alta resistencia. Gracias a su ligereza logran que los recursos necesarios para fabricarlos y transportarlos sean reducidos y, como consecuencia, presentan una menor huella de carbono, en comparación con materiales más pesados. Esto, sumado a que pueda ser reciclable y contener material reciclado, la sitúan entre los envases más sostenibles del mercado.